El Material Montessori

Las escuelas Montessori utilizan materiales diseñados exclusivamente para el método, pensando en el interés de los niños y siguiendo cada etapa evolutiva.  La manipulación del material ayuda al desarrollo del conocimiento y del pensamiento abstracto. 

Los materiales Montessori tienen control de error: el mismo material es el que enseña al niño a usarlo correctamente.

Estos materiales ayudan a los niños a investigar y explorar de manera individual e independiente. Posibilitan la repetición y promueven la concentración. Tienen la cualidad de aislar las dificultades, es decir, cada material introduce una única variable, un solo concepto nuevo. El control de error de los materiales permite que  los niños descubran que el error forma parte del proceso de aprendizaje, logran establecer frente a él una actitud positiva, se hacen responsables de su propio aprendizaje y desarrollan confianza en sí mismos.

Fotos cole web 091.jpg
Fotos cole web 094.jpg

Características de los materiales Montessori:

Invitar a la actividad: a ser tocados, a actuar, a hacer... mediante la manipulación se adquieren conocimientos, se aprende.

Control del error: los materiales permiten a los niños que pueden ser autónomos en su aprendizaje. El niño puede percibir las diferencias entre correcto e incorrecto.

 Diferentes usos posibles: con un único material se pueden dar usos distintos. Cada niño puede hacer su propio recorrido, en función de sus características y peculiaridades.

Libre elección:  asimilar la cultura que rodea al niño, no debe convertirse en una imposición, una obligación, sino en algo que se hace de buen grado, voluntariamente, que se interioriza porque se desea formar parte del mundo circundante. La educación debe ser autoeducación.

El papel del adulto: debe ser el de acompañar al niño, interpretar las necesidades infantiles y proporcionar los medios y los materiales adecuados. Debe ser un mediador entre el niño y el material.